La aventura de mudarse en família

   Hace algo más de un año que volvimos de Marruecos, pero recuerdo perfectamente los pensamientos y sensaciones que me abordaban cruzando el estrecho mientras nos dirigíamos a la que iba a ser nuestra nueva casa…inseguridad, fascinación, curiosidad, tristeza, alegría (sí, sí, se puede estar triste y feliz a la vez), pero sobre todo, muchas ganas de vivir la experiencia. 

     Íbamos con ganas porque llevábamos un tiempo planteándonos alguna ciudad de Europa o Canadá  a la que marcharnos a vivir (a la aventura), pero cuando el trabajo de Javi nos planteó la idea de irnos a Tánger… ni lo pensamos!

En Tánger, con la costa española al fondo
  Apenas fueron 4 meses el tiempo que duró nuestra estancia allí, y aunque alguno de vosotros podréis pensar, ¿4 meses? ¡Pero si es casi como irte de intercambio!, lo cierto es que no lo es… ¿y sabéis cuál es la principal diferencia? La mentalidad con la que te enfrentas a este nuevo reto, no es lo mismo saber que estas de paso, que llegar para quedarte (que era la idea, pero por motivos de trabajo, finalmente fue mas corto de lo esperado). 
   Este nuevo hogar era totalmente desconocido para mí, pues nunca antes había visitado ningún país con una cultura  diferente y un idioma tan complicado. Pero como  comentaba, desde el principio nos entusiasmó la idea de mudarnos, aunque eso conllevara preparar la maleta más grande de toda mi vida…

¡A preparar maletas!

    ¡Y es que ese es otro tema! ¿Qué me llevo cuando me voy para tanto tiempo? ¿Qué es lo más importante? y yo que son una gran fan del «por si acaso», podréis imaginar como era mi lista de cosas imprescindibles…

   De las primeras cosas que preparé (y nunca falta en ninguno de nuestros viajes) es un pequeño botiquín cargado de Dalsy, Apiretal, Primperan… Aunque esta vez el kit iba bastante más completo, pues no sabia la clase de medicamentos que podría encontrar allí, y lo más importante, ¡cómo iba a entenderlos!

     Por lo demás, preparamos nuestro ordenador, la cámara fotográfica (IMPRESCINDIBLE), el televisor, la play station, muchas películas, muchos libros y unas cuantas maletas de ropa… el resto, ya lo teníamos allí.

    

¿Y qué pasa con la niña?

   También recuerdo que a muchos conocidos, amigos y sobre todo a la familia, les preocupaba la idea de que nos fuéramos… íbamos a estar solos en un país con aspectos «bastante» diferentes. De hecho, una de las preguntas que más escuchábamos era ¿Pero no habéis pensado en la niña? ¿Qué va hacer ella allí? y justamente por que pensamos en la niña, decidimos no perder esta oportunidad que nos ofrecía la vida.
   Es cierto que a veces surgían algunas preocupaciones si te ponías a pensar en como me las arreglaría si surgiera una emergencia o dónde acudir si tuviéramos algún problema, pero nunca sentí miedo de vivir allí. Pronto conocimos a gente, por lo que ya no estábamos solos, y aunque sí que tuvimos algún mal rato que ya os contaré más adelante, siempre encuentras a personas que te ayudan a solucionarlos para que queden tan solo en divertidas anécdotas.

  Para nosotros, no hay nada más enriquecedor que viajar, conocer nuevas culturas, gentes y lugares, pues como citaba Mark Twain  «Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente».
  Y precisamente los niños, son los que más aprenden de estas vivencias y los que nos enseñan a nosotros a ver el mundo a través de su inocencia… sólo ellos son capaces de ver a un ser humano como tal, sin etiquetas raciales, ni clasistas… ¡Son auténticos camaleones con una capacidad de adaptación que os sorprenderá!

 Así que no tengáis miedo de vivir nuevos retos, y menos aún junto a vuestros hijos, pues como todo en la vida, lo importante es la actitud con la que afrontamos cada experiencia.

Un comentario sobre “La aventura de mudarse en família

  • el 5 mayo, 2015 a las 10:09 am
    Permalink

    Muy bonita la nueva imagen del blog, me encanta.
    Sobre el post, me parece muy interesante y me gusta mucho como lo cuentas, tan cercano. Sigue asi y sigue contando tus viajes…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: