Comiendo por Escocia

     Escocia es un país en el que no tendréis problemas para comer, pues resulta fácil encontrar comida de todo tipo. Sobre todo en las ciudades más grandes, donde hay restaurantes de cocina internacional de cualquier país (española, italiana, asiática…), lo único que recurrir a esos restaurantes no suele ser del todo barato. Pero siempre se puede terminar en un McDonald´s (algún día os contaré nuestra peculiar costumbre con esta cadena de comida rápida).
     Aunque nosotros somos más de los que nos gusta conocer la gastronomía tradicional del lugar, descubrir sus sabores y aprender su significado. Sin embargo, Naiara a pesar de empezar el viaje probando nuevas comidas, siempre termina con los clásicos platos de pasta o hamburguesa con patatas… para qué complicarse ¿verdad?
     Pero, ¿qué plato es el más famoso y típico de Escocia?  Pues se trata del Haggis, y es el protagonista en la Cena de Burns, una celebración que se realiza cada 25 de enero y en la cual conmemoran al poeta escocés Robert Burns.  
Haggis (Edimburgo)

       Siempre ha sido considerada una comida de pobres ya que está realizada con las sobras de la carne que no se utilizaba de la oveja o cordero junto con avena y especias (ahora también podéis encontrar la versión vegetariana). No obstante, los más delicados no sintáis aprensión por sus ingredientes y simplemente probarlo. A mí personalmente, la carne me recordó a la morcilla de Burgos y junto al puré de patatas (tatties), al de nabo (neeps) y la salsa de whisky (a veces opcional) que lo acompaña me pareció un plato riquísimo. 
      Obviamente, al tratarse de uno de los platos más populares de Escocia, no es de extrañar encontrarlo en la carta de todos los pubs y restaurantes, aunque es cierto que a pesar de estar cocinado siguiendo una misma receta, según en que parte del país te encuentres hallarás pequeñas diferencias.

Haggis (Inverness)
Haggis (Drumnadrochit, Lago Ness)

Haggis (Portree)
     Pero a parte de los Haggis, encontraréis otras comidas típicas, como el Fish&Chips o como decía Naiara «chipychips»,  que consiste en pescado rebozado acompañado de patatas fritas. Una receta que he tenido que «traerme» de Escocia para agregarla a nuestro menú de casa…

Fish&Chips
Disfrutando de su «Chipychips»

    Además, también podéis degustar la sopa del día (soup of the day), que para nosotros se trata más bien de una especie de puré de verduras un tanto espeso, con pequeños tropezones que se resisten al triturado y que además, en ciertos lugares como Edimburgo, le aplican un toque picante. Este plato está más extendido por la parte de la Highlands que debido al tiempo lluvioso y más frío de esa zona os apetecerá casi seguro.

    Para mí, la sopa escocesa se convirtió en uno de mis platos preferidos y eso que de pequeña no soportaba encontrarme trocitos en el puré. Por lo que mamá, puedes estar orgullosa, que como tu me decías… ¡Cuando se sale de casa hay que comérselo todo y amoldarse a lo que haya!

     Así que no dudéis en probar y conocer nuevos manjares, pues a pesar de que no siempre acertéis, seguro que descubriréis algún plato que os deje gratamente satisfecho. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: